El hombre actual se inclina por las cabelleras de laterales cortos y tupes largos, con los laterales degradados, combinado el corte con la barba, las tendencias del cabello y la potenciación de la belleza masculina, han inclinado al género masculino a frecuentar las barberías, estos son centros especializados en atender las necesidades masculinas en materia de belleza, y los profesionales de la barbería se han preparado con cursos de barbería madrid, para brindarle a sus clientes un trabajo de calidad y prolijo a la hora de realzar la imagen de los caballeros.

La tendencia en moda masculina se basa en tupes largos y abundantes, con barbas abundantes y definidas, con un aspecto algo descuidado, esta moda ha traspasado fronteras siendo protagonistas de la moda actual para caballeros, está moda es una combinación de estilos entre las barbas hippies, cabello degradado de los alemanes y los tupes pronunciados de los franceses, a esta combinación se le llama moda hípster, la barba se degrada en la zona de las patillas mientras que en la del mentón se busca longitud de modo tal que alargue el rostro, para realizar esta técnica se requiere precisión y pulso, es una técnica compleja ya que posee una mezcla de varias tendencias, para ellos el profesional debe prepararse realizando cursos de barbería madrid.

Actualmente los hombres buscan mantener una imagen agradable, y el mejor lugar para lograrlo es asistir a la barbería donde el personal está calificado para atender las necesidades de su clientela, en los hombres las barbas son foco de atención de cuidado en los hombres, las tendencias indican barbas con mayor longitud y menos definida, en cuanto a los cabellos serán más largos y desaliñados, en cuanto a la barba se debe considerar el rostro de la persona, para buscar la imagen perfecta del rostro.

Hay que resaltar que lo que más favorece a los hombres son las facciones rectangulares, por lo cual la barba debe conseguir ese efecto en el rostro, la barba en los ultimos años viene marcando tendencia en la moda masculina, sobre todo las más frondosas, los barberos las trabajan con peine y tijera para adecuarlas al estilo del cliente y de la moda, y para mantenerla se requiere darle ciertos cuidados entre los que se encuentran:

  • Lavarla con un champú adecuado
  • Secarla y peinarla para evitar humedad y mal olor
  • Mantenerla cada 2 a 3 semanas en la barbería

Esta mezcla de tendencias en las longitudes disonantes de la barba ha provocado que el profesional de la barbería requiera una especialización y formación para poder ofrecer este tipo de servicios en su negocio, por esta razón requieren de los cursos de barbería madrid, donde aprenden las técnicas necesarias en materia de diseño y afeitado de barba y bigote, y brindarle a su clientela la satisfacción que obtendrá no solo un corte de primera sino un mantenimiento adecuado de su barba y/o bigote.